Los Mayores Cuentan

Blog participativo hecho por mayores para mayores

Temporada de estrenos en la Casa de México

Temporada de estrenos en la Casa de México

Foto: casademexico.es

Carmen Jiménez nos recomienda el Ciclo de Cine de marzo organizado por la Fundación Casa de México en España (C/ Alberto Aguilera, 20).  Son 11 películas de buen cine mexicano que se exhibirán por primera vez en Madrid.  ¡Muchas gracias, Carmen!

Aquí está toda la información:

https://www.casademexico.es/cine-en-casa-de-mexico/temporada-de-estrenos-marzo-2024-ciclo-de-cine/

La entrada es gratuita.

La Princesa Prisionera. Relato de Soledad del Yerro

La Princesa Prisionera. Relato de Soledad del Yerro

Le damos las gracias a Solead del Yerro por compartir este cuento tan encantador y tan bien escrito.

Cada tarde subo a la torre más alta del castillo donde ella está encerrada, la escalera es empinada y parece que está tapizada de recuerdos, de aquel tiempo cada vez más lejano. Cuando llego a la sala redonda donde ella me espera, mi respiración es fatigosa. Aquella juventud que parecía eterna empieza a abandonarme. Ella sigue igual, solo en sus ojos se advierte el paso del tiempo, por la soledad y la esperanza perdida.

Aunque hermanas también éramos amigas. El mundo parecía creado para nosotras, multitud de aromas impregnaban el aire debido a los árboles frutales y, a la multitud de plantas que se cultivaban en nuestros jardines que, añadido al cántico de los pájaros, hacían que nuestro entorno resultara idílico.

Las dos cabalgábamos juntas, ella disfrutaba del paisaje, a mí, que desde pequeña mi padre me había adiestrado en el manejo de las armas, me gustaba más ojear, buscando donde se podrían encontrar más animales, para la temporada de caza.

Tuvimos varios amoríos, pero ninguno resultó ser lo que ambas buscábamos.

Pero un día llegó él, fue una mañana fría de invierno, pero luminosa y alegre, como aquél ser maravilloso que nos llegaba como llovido del cielo. Era alto, rubio, con unos ojos azules como el mar, dulces y acariciantes, pero a veces se asomaba a ellos un fuego, que calcinaba todo lo que ponía a su alcance.  Iba de paso, había una reina que en un país grande y lejano le esperaba para hacerle rey, entregándole riqueza y poder en un anillo de oro. No tenía prisa, era como un niño que encuentra un juguete, adueñándose de nuestro pequeño reino y de nosotras. Nos escribía poesías, tocaba el laúd, componía bellas canciones y nuestra pequeña corte vivió unos meses en un sueño dorado.

Nos cortejó a mi hermana y a mí, hasta que a las dos nos enamoró. No nos importó compartir nuestro lecho con él, con lo cual se llevó la virginidad de ambas.

Llegada la primavera, partió una mañana igual que había llegado. Nunca más volvimos a saber de él.  Mi hermana desde ese día se subió a la torre y hace varios años que vive allí encerrada. Yo lo sentí, pero también pensé que nuestro reino necesitaba de mí, que en la vida había muchas cosas que hacer, que vivimos una aventura preciosa, pero nada más. Mi visita de esta tarde es para hacerle saber que voy a contraer matrimonio con un príncipe bueno y generoso, al que pienso querer y respetar.

“Nuestro reino necesita descendencia, ¿lo entiendes?” le pregunté.  Contestó que sí, que sabía que las dos éramos muy diferentes, que me deseaba toda la felicidad del mundo, que ella lo era viviendo de sus recuerdos.  Así que tendré que seguir subiendo siempre que quiera verla, a la torre más alta del castillo.

Faro de Moncloa. Texto de Basilides Manso

Faro de Moncloa. Texto de Basilides Manso

Le damos las gracias a Basilides Manso por hablarnos de esta interesante atracción de la ciudad e invitarnos a visitarla.

La Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid más conocida como Faro de Moncloa. Fue proyectada por el arquitecto madrileño Salvador Pérez Arroyo en 1990. Se construyó en 1992, alcanza los 110 metros y ahora ocupa el lugar 11º en altura de los edificios madrileños.

El acceso a los 92 metros del mirador es a través de dos ascensores externos acristalados que tardan unos 50 segundos en completar el trayecto.  El mirador es circular y cuenta con una barandilla donde se hace un repaso de la evolución de Madrid a lo largo de su historia. A través de las cristaleras se pueden contemplar las cumbres de la sierra de Guadarrama y muchos de los edificios emblemáticos de la ciudad como el rascacielos de Telefónica, el Palacio Real, la Catedral y las Cuatro Torres.

Al poco tiempo de su inauguración un día de fuerte viento se desprendieron unas placas del revestimiento con lo que se tuvieron que reforzar todos los anclajes. La torre aloja una escalera de solo 80 cm, lo que resultaba muy peligroso teniendo en cuenta que el pasamanos producía frecuentes descargas de electricidad estática. En el 2005 a consecuencia del incendio del edificio Windsor el Ayuntamiento cambia la normativa, y el Faro tiene que cerrar para adaptarse a ella.

Se hace la escalera más ancha, se añade otro ascensor y se crea una sala de visitantes en la planta baja. Se reabre el 28 de enero de 2006, ese mismo año sufre un incendio en la sala de motores, sin ningún herido, pero hubo que cortar el trafico de la A-6 por los desprendimientos.

Esta abierto de martes a domingo de 9:30 a 20:00, siendo la última subida a las 19:30.

Las entradas pueden adquirirse en el vestíbulo o a través de la web:

https://www.esmadrid.com/informacion-turistica/faro-de-moncloa

La entrada para los mayores de 65 años es de 2€.

Año bisiesto. Relato de Mª Luisa Illobre

Año bisiesto. Relato de Mª Luisa Illobre

Le damos las gracias Mª Luisa Illobre por su oportuno e interesante relato.  

Llegó febrero con sus 29 días. Parece un poco extraño que cada cuatro años aparezca un febrero que se resiste a terminar, pero es lo que hay. Personas que celebran su cumple de vez en cuando, pero lo agradecen, ya que anualmente quizá a algunos se les hace un peñazo cantar el “Cumpleaños feliz”. A mí me parece estupendo a pesar de comprar una tarta o pastelitos que normalmente se fabrican varios días antes. Pero es una satisfacción soplar un montón de velitas.

Luego llegan los regalitos que normalmente a pocas personas les vienen bien. Ya tienen algunos parecidos, pero que se agradecen igual. Van a parar al cajón donde ya se encuentran los anteriores y que vienen estupendamente para regalar en otros cumples, y que reciben con alegría a los nuevos pues, aunque sean repes, siempre tienen un buen aprovechamiento.

En días pasados me encontré en el ascensor al vecino del 5º. Es un jubilado que vive solo un retiro alegre, con varias amigas-amigos. Sabía que su cumpleaños es el día 29 de febrero por las dichosas reuniones de la comunidad. Se me ocurrió felicitarle, pero no pensé en que no le gustaría mi felicitación, de lo que me di cuenta al notar un signo de disgusto en su cara. Me preguntó en un tono no muy amable: “¿Y a Vd. quien le ha dicho que hoy cumplía años?”. “Disculpe, son muchos años en el mismo edificio y es por lo que sé su fecha, que no todo el mundo cumple años el 29 de febrero”.

Para suavizar un poco la conversación mientras el ascensor paraba, le comenté: “¡Claro! también es un poco rollo pensar en una comida un poco especial…”. Prácticamente no me dejó terminar, ya que abrió la boca para decirme: “Esto les pasa a los vecinos por querer indagar la vida de los demás”.

No recuerdo haber pasado una vergüenza mayor en la vida.  Solamente por tener una buena educación. Al llegar a la oficina y cuando todos los compañeros nos deseábamos los buenos días, yo les contestaba con un bufido. Todo por ser una persona educada.

A la salida había llovido y con una mala pata se me ocurrió pisar los charcos, salpicando a todas las personas que circulaban a mi lado. No me importaba oír: “Señora, mire donde pisa”. Me da lo mismo. Es un día tonto. Menos mal que es que la cosa se repite cada cuatro años. Eso que tiene fama de ser bisiesto cada cuatro años.

Museo del Romanticismo. Agenda de Marzo 2024

Museo del Romanticismo. Agenda de Marzo 2024

Le damos las gracias a Carmen Jiménez por compartir la interesante Agenda de Actividades de Marzo del Museo del Romanticismo.

 

Si no conoces el Museo del Romanticismo, merece mucho la pena, en particular para los amantes de la historia y el arte.

Creado en 1924, el museo está ubicado en el antiguo Palacio del Marqués de Matallana (calle San Mateo, 13), construido en 1776.

 

A través de las salas del palacete se recrea la vida cotidiana y las costumbres de la alta burguesía española durante la época del Romanticismo, mostrándose una magnífica colección de obras de arte, mobiliario, objetos suntuarios y enseres domésticos.  El museo cuenta también con un encantador jardín.

La entrada es gratuita para mayores de 65 años.

Aparte de las visitas a la exposición permanente, el museo ofrece exposiciones temporales, visitas guiadas, conciertos y otras actividades gratuitas.

La información completa puedes encontrarla en la web del museo.

https://www.cultura.gob.es/mromanticismo/inicio.html

Y en este enlace puedes encontrar la programación completa actividades del mes de Marzo de 2024., que incluye visitas guiadas, conciertos y conferencias. Tienen plazas limitadas y requieren inscripción previa (es importante fijarse en las fechas en las que se abre la inscripción de cada actividad).

Romant agenda-de-marzo-

Hasta el 19 de mayo.

Con motivo de la reciente incorporación de la obra La Piedad de Francisco de Goya y Lucientes a las colecciones del Museo, el cuadro se expone en la Sala del Encuentro (Sala XXV) con un montaje temporal. Tras esta muestra, la obra se incorporará a la exposición permanente del museo.