Los Mayores Cuentan

Blog participativo hecho por mayores para mayores

¿Por qué? Texto de Jesús Sanz Perrón

Compartir

Le damos las gracias a Jesús Sanz Perrón por este texto tan espontáneo y personal.

¿Por qué? En un examen formuló el Profe esta simple pregunta. Y un alumno (el más espabilado, sin duda) contestó: ¿Y por qué no? Es una respuesta tan sencilla, tan concisa y tan simple que resulta ser —por eso mismo— la correcta. Y lo creo porque, a resultas de lo que hubiera opinado Sócrates —o la madre que parió a Sócrates— la respuesta suscita tantas respuestas como la propia pregunta del Profe. Hay que tener en cuenta que el objeto de la pregunta resulta tan globalizador que con sólo atender a la subjetividad de la misma podríamos remontarnos no ya al propio Sócrates —vamos a dejar a su madre en paz— sino también a los propios peripatéticos (así los llamaremos, por ahora, los de los pies ligeros, como Aquiles), que ellos fueron los pioneros en el arte de divagar, de decir pero en voz baja, del “ser” o el “no ser”, que no es lo mismo ni mucho menos, si lo sabrán éstos —los peripatéticos, digo— con su maestro Aristóteles al frente, todo el día de dios pensando, paseando por el patio, qué manía, oye, que no paraban en casa. Pero bueno, todo se les perdona, porque por lo menos filosofaban y algunas cosas se les entendía, que no todo eran juegos de palabras para entretener y confundir al personal, no como ahora que dices “qué bien habla fulano de tal ¿verdad, tú? Y vas tú y respondes “sí, habla muy bien fulano de tal, pero ¿qué ha dicho el jodío?”.

1

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *