Los Mayores Cuentan

Blog participativo hecho por mayores para mayores

Las cuatro del reloj de la Puerta del Sol. Texto de Basilides Manso

Compartir
¿Por qué en el reloj de la Puerta del Sol las cuatro se marcan con IIII y no con IV?  Hay distintas explicaciones y Basilides Manso nos las cuenta. ¡Muchas gracias!

Hay varias teorías acerca del porqué algunos relojes tienen IIII, como el de la Puerta del Sol, y no IV. El cuatro se identifica como IV en el sistema de numeración romana que utiliza letras mayúsculas para representar sus valores.

Es posible que muchas personas se hayan dado cuenta de que en algunos relojes con numeración romana el cuatro se representa con IIII y no como IV, como establece la norma. Esta peculiaridad no se limita a relojes de pulsera o pared, sino que también se observa en alguno tan emblemáticos como el reloj de la Puerta del Sol, y no es un error.

La numeración romana tiene sus raíces en la numeración etrusca, un sistema en el que cada símbolo se suma al anterior. Mientras que para los etruscos el cuatro se expresaba como IIII, los romanos lo trasformaron en IV.

A pesar de esta evolución, en la antigua Roma persistió la escritura del IIII motivada en parte por supersticiones. En latín las letras IV coinciden con las dos primeras letras de Júpiter (IVPITER) el dios supremo de la mitología romana. Por considerarlo blasfemo algunos preferían cambiar la norma.

Según el Instituto Británico de Relojería la preferencia por el IIII en lugar del IV corresponde a motivos estéticos. La disposición de estos cuatro caracteres IIII crea simetría con el VIII ubicado al lado opuesto de la esfera del reloj. Otra argumentación es que el IIII resulta mas legible y evita confusiones con el numero VI que también esta invertido.