Los Mayores Cuentan

Blog participativo hecho por mayores para mayores

El fuero de Madrid. Texto de Basilides Manso

Compartir

Basilides Manso nos descubre de nuevo un interesantísimo capítulo de la historia de Madrid. ¡Muchas gracias!

Otorgado por Alfonso VIII de Castilla en el año 1202, el fuero recogía todas las leyes y privilegios que los madrileños tenían que cumplir para asegurar una adecuada convivencia social.  Incluía las normas municipales y de derecho penal y procesal, regulando toda la vida política, administrativa y gremial. Estuvo vigente hasta el año 1389 cuando la villa fue obligada a ceñirse al Fuero Real.

El Fuero Viejo y la carta de Otorgamiento se custodian en el Archivo General de la villa, calle de Conde Duque 118.  Está compuesto de veintiséis hojas de pergamino en medio folio que forman cuatro cuadernillos (falta el segundo), de ocho hojas cada uno, mas dos hojas añadidas posteriormente.

El texto está redactado en un dialecto mozárabe y toledano y comienza así:  «Esta es la carta que elabora el Concejo de Madrid para honra de nuestro señor, el rey Alfonso, y el Concejo madrileño”. “¡La gracia del Espíritu Santo nos asista! Aquí comienza el libro de los fueros de Madrid, para que ricos y pobres vivan en paz.»

De entre las ciento cuarenta y dos leyes que se recogen en el texto, algunas, las más curiosas, tienen su origen en ofensas o agresiones. Por ejemplo, estaba penado «mesar » (tirar de la barba o el pelo) los cabellos de alguien. En este caso la multa era pagadera en maravedíes. Sin embargo, otro tipo de actos estaban penados con castigos físicos o incluso con la muerte. Por ejemplo, «a quien tuviera obligación de pechar (pagar) caloña (multa) por encima de una cantidad y no pudiera hacerlo se le cortarán las orejas». Estas son algunas de las mas curiosas.