Los Mayores Cuentan

Blog interactivo y participativo hecho por mayores para mayores

Costumbres de mis dos pueblos – I

Muchas gracias a Julián del Río por traernos recuerdos de su infancia en Carazo y Araúzo de Miel, dos localidades burgalesas repletas de tradiciones ancestrales.

LOS  CARNAVALES

Cuando llegaba la cuaresma, y antes de que no se pudiera comer carne, sobre todo los viernes, se celebraban los carnavales, que eran muy sencillos, ya que cada uno se disfrazaba de lo que le venía a la cabeza, como ponerse una chaqueta y el pantalón dándoles la vuelta y un sombrero de espantapájaros, y te echabas un bote con harina y salías a divertirte ya que la gente no se lo solía tomar a mal, pero lo que más llamaba la atención era la vaca romera, que no era otra cosa que dos mozos se metían en un armazón y el de delante llevaba unos cuernos con el que trataban de asustar a la gente, también solía hacerlo un solo mozo.

En la actualidad en Hacinas, que es un pueblo que está a siete km del mío, se celebran unos importantes carnavales donde aparte de la vaca romera sacan también la tarasca (armazón con una calavera de un burro llevado por varios hombres en su interior) porque es típico de ese pueblo, y lo mantienen como seña de identidad.

LA CUARTILLA

La cuartilla, (cuatro litros de vino) era el pago que debía hacer uno a los dieciocho años para ser mozo, si no lo hacía, no se le consideraba mozo, así una vez que la pagabas, se ponía en un corro en la plaza y se lo tomaba con los demás mozos, se cantaban coplillas o se las inventaban con el ánimo que el vinillo les daba.

Esto le daba derecho a estar por la noche en la calle, entrar en la taberna, asistir al baile y sacar a bailar a alguna moza, subir los domingos al coro, que si subías de chico te daban capones los otros, y otros beneficios, como de limpias al monte, participar en la pingada del mayo, y alguna cosa más.

Estos son recuerdos que se me han quedado en mi cuadrícula de los recuerdos.