Los Mayores Cuentan

Blog participativo hecho por mayores para mayores

Razón para vivir. Microrrelato: una historia real

Compartir

En el trabajo todos sabían de la abuela de Jaime.  En primer lugar, porque no es habitual que una persona de cuarenta y tantos años tenga abuela.  Y en segundo lugar, porque es infrecuente saber de alguien que ronda los cien años. “Mi abuela está muy bien” –decía Jaime. “Apenas oye y camina con dificultad.  Pero ve bastante bien, no tiene ninguna enfermedad seria y la cabeza le funciona de maravilla.  Está empeñada en llegar a los cien años.”

Un día alguien le preguntó a Jaime que qué tal seguía su abuela.  “Murió hace unos meses”, respondió.  “¿Cómo así? ¿Pues no estaba bien de salud?” -le dijeron con curiosidad.   “Sí, pero cuando cumplió cien años, -explicó Jaime- se quedó sin ninguna razón por la que vivir”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.